Zero Motorcycle construye motos eléctricas con una alta capacidad de competición. La “patada” y velocidad de estas motos la han llevado a sobresalir en su segmento hasta que, a finales de junio, Zero fue una de las grandes estrellas en la carrera Refuel disputada en el mítico circuito californiano de “el sacacorchos”.

zro2

Zero compitió con 30 vehículos que, como las motos de calle, iban completamente equipados con sistemas de freno J.Juan, desde las levas hasta las pinzas, pasando por las bombas y los tubos hidráulicos, de los que J.Juan es líder mundial.
Para esta competición, Zero solo implementó como “mejora” unas pastillas high permonance facilitadas desde J.Juan, que les han permitido a las motocicletas ganar en durabilidad y, así, mantener una buena calidad de frenada a lo largo de la carrera.
La prueba ha servido para demostrar la fiabilidad de las motos eléctricas Zero, fabricadas íntegramente en Estados Unidos, como la de sus componentes, entre los que destacaban los frenos producidos en la planta de Gavá.

Zero está afianzándose como una de las mejores referencias del buen hacer de las motos eléctricas, marcando las futuras tendencias y anticipándose al futuro. A día de hoy, cada vez se impone más en las grandes ciudades norteamericanas, donde la Zero está considerada por sus usuarios como una excelente motocicleta.