INDIA YA UTILIZA EL TUBO HIDRÁULICO DE J.JUAN

INDIA YA UTILIZA EL TUBO HIDRÁULICO DE J.JUAN

India está dando un gran salto de calidad en sus motos. Es el primer productor mundial, con 22,5 millones de motos fabricadas en 2018. Su mercado interno empieza a exigir mucho y, sobre todo, más calidad. Los mercados a donde exporta más de dos millones y medio de motos, también quieren un producto con más prestancia

Entre las varias medidas a adoptar por la industria India está de incorporar frenos de disco en algunos de sus vehículo y la necesidad de una adecuada hidráulica que gestione adecuadamente su frenada.

Por ello, los fabricantes Indios han vuelto su vista a los tubos hidráulicos y siendo  J.Juan el líder mundial en tubo mallado metálico, han recurrido a la factoría de Barcelona para resolver la cuestión por su alto prestigio mundial.

La oficina técnica, ubicada en Gavá, ha evaluado y ruteado los diferentes modelos que necesitan una solución de respuesta precisa e inmediata al accionamiento de la bomba de freno y ha propuesto una serie de soluciones a los fabricantes indios que ya están siendo implementadas en cuestión de unos pocos días.

La irrupción del mercado indio ha sido tal en la producción de tubo hidráulico mallado metálico que ya se estima en un 50% para el año, a tenor de las cifras del primer cuatrimestre del 2019.

J.Juan produce tubo hidráulico metálico mallado desde 1996 sirviendo a la mayoría de marcas de motos occidentales y de gama Premium, es líder mundial de este tipo de producto, al punto de haber conquistado los últimos 4 Campeonatos del Mundo de Superbike con Kawasaki. De ahí que Jonathan Rea destaque “el feeling de los tubos J.Juan es exacto desde la primera vuelta hasta el final de la carrera”. JJuan producirá en 2019, cuatro millones y medio de metros de tubo de diferentes diámetros, desde media pulgada hasta dos dieciseisavos de pulgada.

 

 

El tubo hidráulico mallado, elemento esencial, para la seguridad y precisión del freno.

El tubo hidráulico mallado, elemento esencial, para la seguridad y precisión del freno.

J.Juan es un líder mundial y equipa a casi todas las motocicletas europeas y americanas.

Si usted conduce habitualmente una moto fabricada en Europa casi seguro que utiliza tubo hidráulico mallado fabricado por J.Juan. Un muy alto porcentaje de estas motos de alta cilindrada y también casi todas las demás, apuestan por la precisión, suavidad y constancia en el tacto que ofrece los tubos mallados hidráulicos fabricados por la marca de las dos Jotas.

Hace ya 22 años que la factoría de Barcelona introdujo en el mundo de la moto este sistema para la transmisión hidráulica al freno y al embrague. Fue una innovación que se ha ido extendiendo en el mercado sustituyendo el tubo de goma en las motos europeas que se consideraban de prestigio.

La novedad creada por J.Juan se ha convertido en un estándar en el mercado y desde Europa se ha ido imponiendo en el mercado de Estados Unidos (Harley, Indian, Polaris, BRP, Zero…) y la India, que tan buenos resultados de venta están cosechando en el mundo y donde actualmente hay verdadera pasión por este sistema de transmisión hidráulica.

El quid de la cuestión es la fiabilidad que transmite. El tubo mallado no se expande cuando el líquido de freno se calienta, por ejemplo, en carreteras de mucha curva o donde el uso del freno es frecuente. Eso significa que el recorrido de la maneta es siempre el mismo, con el mismo feeling y la máxima sensación de seguridad. Como indica “Jonathan Rea, tres veces campeón del mundo de Superbike, eso no ocurre en otros sistemas hidráulicos que, ante el calor del líquido de freno, se esponjan y provocan mayor recorrido de la leva o bien la sensación de menos control. “I use J.Juan brake hoses on my Kawasaki because they let me have the same feeling with the brakes from the first until the last lap of the race” confirma Jonathan Rea.

Tanto en la fábrica de Barcelona, como en la de Jiaxing, el proceso de fabricación implica una alta tecnología, tanto en la concepción del producto, como en los test y producción final.

Los tubos hidráulicos de J.Juan no son estándar. Cada moto es previamente ruteada para encontrar la forma más adecuada, directa y segura de realizar la transmisión hidráulica. Como no hay dos modelos enteramente iguales, no hay un tubo que sirva para diferentes modelos. Este sistema, denominado Taylor Made, propone que a cada vehículo se le aporta una solución exclusiva. Por eso los fabricantes más exigentes   su moto (porque sus consumidores también lo son) incorporan de origen, y como un valor de seguridad, en sus vehículos los tubos hidráulicos mallados de acero, que habitualmente son J.Juan.

El diseño de estos tubos es expuesto a duros test de exigencia, basado en las más altas exigencias de homologación, para enfatizar la calidad del sistema desarrollado. Este control de calidad no es únicamente previo. Los tubos son testeados uno a uno una antes de salir de fábrica.

Para producir los millones de tubos que cada año monta J.Juan en las motos mundiales, se han construido maquinas específicas que permiten crear el tensado adecuado para que cada tipo de moto tenga su propio feeling de freno. Además, el sistema Taylor Made provoca que cada modelo tenga una inclinación adecuada y exacta del fiting para que la seguridad después de decenas de miles de kilómetros.